En SoHo encontrarás a las peruanas más lindas y las mejores firmas nacionales e internacionales, escribiendo sobre todo tipo de temas.
SUSCRÍBETE A NUESTRA EDICIÓN IMPRESA

S/. 180 (Incluye IGV)
*Precio regular: S/. 240

12 ediciones

Ingresar a nuestro contenido es opcional y al
hacerlo, usted certifica ser mayor de edad.

/media/modalintro/940x350/portada-de-web-web-web.jpg
/media/modalintro/200x265/Portada_SoHo_58.jpg
/media/modalintro/183x88/Boton-58.jpg

Las viejas motocicletas renacen

17 de Octubre de 2015
Club de Motos Antiguas del Perú

Viejas motocicletas vuelven a la vida gracias al Club de Motos Antiguas del Perú, fundado en 2010 por un grupo de moteros apasionados que ya planea levantar un museo para exhibir sus más de 20 modelos restaurados. Llamarlos aficionados no los describe ni por asomo. La palabra correcta es apasionados. Apasionados por las motos antiguas, esas viejas joyas de asiento y dos ruedas que despiertan en los moteros un sentimiento indescriptible. Y en virtud de esa pasión fue que Fernando Sayán, Ernesto Reusens, Marcelo Barcelli y otros amigos poseedores de esas máquinas se juntaron para fundar el Club de Motos Antiguas del Perú (CMAP).

Restaurarlas es solo una parte de su misión. Y ese proceso de devolverles la vida no solo demanda presupuestos que tranquilamente podrían superar los US$ 5.000, sino también buenas dosis de paciencia, pues de por sí encontrar los repuestos originales de reemplazo es más engorroso que buscar una aguja en un pajar, e importarlos desde los Estados Unidos, Europa o Australia puede tardar una eternidad. Pero muy al margen del dinero y el tiempo, no hay nada más placentero para los socios del CMAP que escuchar el rugido aguardentoso del motor de una vieja BMW alemana o de una Lambretta italiana. Es resucitar a un clásico.  Si bien saben que la restauración no termina nunca —cada cierto tiempo requieren mantenimiento limpieza y recambio de piezas—, la satisfacción de tener operativa una moto fabricada décadas atrás hace olvidar cualquier monto invertido.

Ubicar y rescatar las motos antiguas que están regadas por todo el país también forma parte de las metas trazadas por el club. Lo más difícil es contactar y llegar a los propietarios que las tienen abandonadas en sus cocheras u oxidándose en azoteas, y que —evidentemente— ignoran la clase de reliquia que poseen. Fernando Sayán, actual presidente del CMAP, recuerda que hace un tiempo pagó US$ 1.500 por una Triumph de 1969 que sacó de una chacra en Ica. “Había estado 10 o 12 años bajo el sol, por lo que sus jebes y cauchos se habían derretido. Pero estaba completita”, recuerda. Indian, Vespa, Ariel, BMW, Harley-Davidson y Lambretta son algunas de las marcas que forman parte del patrimonio motorizado del club. Precisamente, la más antigua es una Indian 741 de 1941, producida en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y puesta en valor por el club.

Pero más allá de los años de fabricación y del dineral que algún afanoso coleccionista podría ofrecer por ella, el proyecto más grande que el CMAP espera cristalizar a largo plazo es el de montar un museo donde exhibir permanentemente las motos antiguas restauradas. A corto plazo, la intención es seguir sumando socios y motos para continuar con los trips cortos por las cercanías de Lima, y continuar con la participación del club en exposiciones y ferias que le permita ganar mayor visibilidad.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS:

MAZDA 2, UN FELINO EN LA VÍA

AUDI A6, RÁPIDO Y LUJOSO

→TODOS LOS REVIEWS DE TACÓMETRO SOHO AQUÍ

TODAS LAS CHICAS SOHO

COMPARTIR

COMÉNTANOS