En SoHo encontrarás a las peruanas más lindas y las mejores firmas nacionales e internacionales, escribiendo sobre todo tipo de temas.
SUSCRÍBETE A NUESTRA EDICIÓN IMPRESA

S/. 180 (Incluye IGV)
*Precio regular: S/. 240

12 ediciones

Ingresar a nuestro contenido es opcional y al
hacerlo, usted certifica ser mayor de edad.

/media/modalintro/940x350/Alejandra-Baigorria-Banner-Web.jpg
/media/modalintro/200x265/mini-portada-de-alejandra.jpg
/media/modalintro/183x88/Boton_Alejandra_Baigorria.jpg

7 días de abstinencia de un adicto al café

28 de Diciembre de 2016

SoHo sometió a parte de su equipo a abandonar por una semana sus mayores adicciones. Aquí, nuestro editor adjunto, Juan Pablo León, dejó su habitual expreso doble (y todos en la redacción sufrieron los efectos).

Día 1

Síntomas corporales

A las once de la mañana aparecía el primero y más común de los síntomas de la abstinencia del café: el dolor de cabeza. Se mantuvo durante las próximas 12 horas.

Síntomas emocionales

Estrés y ansiedad, mal humor y ganas de un expreso doble recién salido de su cafetera a vapor. Durmió bien esa noche.

 

Día 2

Síntomas corporales

Amaneció con la misma presión en la corteza del cerebro, sumada a una inexplicable dificultad para procesar información: le costaba mucho concentrarse en el trabajo.

Síntomas emocionales

Estrés y ansiedad, mal humor y una sensación de irritabilidad que nunca había experimentado.

 

Día 3

Síntomas corporales

“Salir de mi casa sin haber tomado café fue como tratar de caminar debajo del agua” dijo esa mañana. Además de la somnolencia y el dolor muscular, aparecían también los síntomas gripales más comunes.

Síntomas emocionales

Estrés, ansiedad y mal humor aumentaban de forma exponencial. Intentó reemplazar el café por jugo de naranja y caramelos, sin mucho éxito.

Día 4

Síntomas corporales

Falta de energía, cefalea, sudoración y síntomas gripales lo acompañaron durante todo el día.

Síntomas emocionales

Le irritaban los televisores de la redacción, el humo del cigarro, los barullos, el celular, el olor a comida. Sentía mucho decaimiento.

 

Día 5

Síntomas corporales

El médico toxicólogo le sugirió engañar al cerebro tomando café descafeinado para reducir la cefalea. No le sirvió y el dolor permaneció durante el resto del día.

Síntomas emocionales

Depresión y sensación de tristeza lo invadieron desde la mañana: “Me daba pena un cuadro chueco en la pared, un pliegue en la ropa, un libro que no terminé de leer”, dice.

 

Día 6

Síntomas corporales

Se quedó en la cama hasta el mediodía sin poder levantarse. El letargo corporal, las náuseas y los dolores de cabeza y musculares le impedían moverse.

Síntomas emocionales

Pese al malestar corporal, nuestro voluntario sabía que la abstinencia del café duraba entre siete y ocho días, por lo que le animaba la idea de que solo faltaban dos días.

Día 7

Síntomas corporales

Repentinamente, amaneció con energía y sin el dolor muscular que lo había acompañado en los días anteriores. Dolor de cabeza casi imperceptible.

Síntomas emocionales

Se sentía capaz de procesar información, conversar y trabajar sin problemas. Su cuerpo había superado la abstinencia.

 

Análisis

La cafeína amplifica la recepción de mensajes con carga emocional positiva (palabras como "feliz", "fiesta", "héroe", "fin de semana”), e interviene en la zona del cerebro vinculada al optimismo. Quizá ese sea el motivo por el que este periodista retomó sus hábitos cafeinómanos luego de su tortura autoimpuesta. 

COMPARTIR

COMÉNTANOS